Experiencias imperdibles

Para nosotros, enriquecer la experiencia de los huéspedes que permanecen aquí es un reto muy importante: viajar significa conocer un pueblo, sus sabores, olores, y melodías.

Creemos que los viajeros son los protagonistas de un espectáculo ofrecido por nuestra tierra, y por esto hemos seleccionado las mejores experiencias que te permitirán vivir la Sicilia bajo todas sus estrías, dejándote un recuerdo fuerte y verdadero de tu estancia.

La cavalcata di San Giuseppe

La cavalcata di San Giuseppe rievoca la fuga in Egitto della Sacra Famiglia e si festeggia ogni anno nel fine settimana coincidente o prossimo al 19 marzo.

La cabalgata de San José es la representación de la huida de Egipto de la sagrada familia. 

La fiesta se celebra cada día en el fin de semana cerca del 19 de marzo. 

La fiesta consiste en un desfile de caballos vestidos con mantos hechos de flores coloradas, puestas a mano de modo que representen imágenes sagradas. Al final el caballo con el manto más bello y más original recibirá un premio. Después del desfile hay una asta de caridad, con los productos típicos hechos o regalados por la gente del pueblo.

Son muy peculiares también los días que preceden la fiesta del sábado por la noche: en las calles se respira olor a Balucu (el nombre en dialecto de la flor que se usa para el manto). Cada puerta esconde pandillas de fieles que preparan juntos los diseños para el manto. Acabado el desfile de caballos y caballeros con trajes típicos, una serie de fuegos, u pagghiaru, acoge a todos los que desean cenar juntos con un pedazo de carne asada o de pan con queso. 

Esta celebración marca el inicio de la primavera y la fin del invierno.

Festa delle Milizie

El último sábado del mes de Mayo, se celebra la Virgen delle Milizie, una virgen sobre un caballo blanco, que tiene en la mano derecha una espada para espantar a los moros. Cada año se organiza el tradicional espectáculo en el que la gente del pueblo recuerda la batalla que tuvo lugar en 1091 en un sitio no lejos de Scicli, entre los normandos (amigos del pueblo) y los atacantes moros. La leyenda cuenta que la batalla acabó con la derrota de los atacantes, gracias a la venida de la virgen que llega en ayuda de los sciclitanos. 

La luz del sol al atardecer convierte el momento en algo mágico y muy sugestivo, acompañado por el suave canto final del ángel.

Un pastel típico de Scicli recuerda esta fiesta: la Testa di Turco, un pastel que tiene forma del turbante que llevan los moros; se hacen con crema o ricotta y se preparan todo el año en todas las pastelerías del pueblo.

Pascua

Los momentos más emocionantes de la fiesta empiezan ya el sábado por la noche: después de la vigilia pascual en la iglesia de Santa Maria la Nova, los jóvenes se reúnen y en un sólo grito explotan toda la emoción que llevan custodiando todo el año para ver a su Cristo resucitado: Gio, Gio, Gioia!

Estos chicos son los más devotos al Cristo, generalmente jóvenes fuertes y vigorosos, que serán los protagonistas de la fiesta: son ellos que desde la mañana del domingo hasta las primeras horas del lunes (con un descanso de algunas horas durante la tarde), llevarán en sus propias espaldas el simulacro del Cristo, llevándolo a correr entre la gente del pueblo que asisten encantados.

Dove siamo